Por que lloramos?

Photo by Eli MF

Y resulta que al final es cierto eso que un día vi en Facebook…. Cuando lloramos no lloramos por lo que nos pasa, lloramos por todas las cosas que no hemos llorado. Siempre pensamos que somos fuertes, que podemos con todo, que nada nos afecta. Vamos por la vida cargando con culpas, decepciones, cargamos con gente, con rencores, con los “Perdóname” que no nos dijeron y con los que no dijimos. Pasa el tiempo, y todo parece estar bien …intacto. Sin embargo, un día cualquiera, nos rozan y sin querer, nos rompemos. Lloramos y lloramos 😢 sin parar y es entonces ese momento de dolor el que carga con todas las culpas que nos teníamos guardadas.

Una muchacha 👱‍♀️ es abandonada por su novio y ella en un acto de desesperación se quita la vida. Que malo ese novio 👀!!!! Y qué tal si la culpa no es del novio? Qué tal si la culpa es del pasado? De la suma de decepciones y abandono que había sufrido antes. Todo lo que nos sucede nos forma: los libros 💫que leemos, los cafés ☕️ que tomamos, los amigos que hacemos, a las escuelas que vamos, los deportes que practicamos, los PADRES que tenemos, la familia que nos cría, el beso 😘 en las mañanas, la atención, la vida, La Paz con la que vivimos, la maldad que nos inculcan, el amor. Entonces descubrimos que la muchacha se suicidó porque su papá la abandonó a los cuatro años, porque su mamá estaba demasiado ocupada 🙅‍♀️ para darle un beso. Porque nunca tuvo quien le explicara una tarea, porque era la niña mas gorda del aula, porque el primer novio que tuvo la traicionó con su amiga, porque el segundo novio que llegó a su vida le dijo fea.

Entonces ese pobre chico, ese maldito último novio “el causante de todo”, tiene que hacerse responsable por todas las culpas que otros no asumieron, y cargar con todas las heridas 💔 que otros no curaron. Quizá porque le recordó cuántas veces la habían abandonado, cuántas puertas le habían cerrado, y cuántos besos 😘 le habían negado. Pero es que la vida es así, acumulamos todo y nos formamos. Nada se olvida, nada se pierde, nada nos deja… Lo bueno y lo malo nos hace de lágrimas o nos hace de risas, o en el mejor de los casos.. nos hace de acero que no es más que hacernos de lágrimas y de risas. Por eso, hay que cuidar los hechos, las palabras y los tratos, porque no solo nos estamos haciendo nosotros mismos, también estamos haciendo a los demás.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s